B I E N V E N I D O S

Gifs Animados - Imagenes Animadas

Enrique León & Creative Commons License © This work is licensed under a Creative Commons Attribution - Non Commercial - No Derivs 3.0 Unported License.

Esta totalmente prohibida la reproducción de las obras en cualquier formato, medios electrónicos o impresos sin la autorización del autor.

Si cualquier obra es de su interés contacte con el autor en la siguiente dirección electrónica: enriqueleon61@gmail.com & art61@gmx.es

Seleccione su IDIOMA:

EnglishFrenchGermanSpainChinese SimplifiedItalianDutchRussianPortugueseJapaneseKoreanArabic


Translate

SEGUIDORES

domingo, 2 de noviembre de 2014

Como ibujar rostros perfectos

Si bien es bueno intentar que los objetos luzcan reales cuando los dibujamos, pocas cosas lucen tan perturbadoras como un rostro humano cuando se lo dibuja de forma extraña. Dado que los rostros representan un desafío a la hora de dibujar, lograr uno que parezca una fotografía lleva mucho tiempo y práctica. Acompaña esa práctica con un plan claro y mejorarás los elementos básicos del dibujo realista. Necesitarás Fotografías de rostros Editor de imágenes o fotocopiadora Papel borrador Lápices o carboncillo Instrucciones Selecciona una fotografía de un rostro en escala de grises para utilizar como primer modelo de práctica. Para mejores resultados, elige la imagen de un rostro de frente con alto contraste. La escala de grises te permitirá ver la imagen en términos de valor sin la distracción que generan los colores, haciendo así que resulte más sencillo reproducirla en lápiz o carbonilla. Bosqueja el rostro con los detalles más básicos. Concéntrate en lograr las proporciones y posiciones de las facciones, sin preocuparte demasiado por los detalles de las sombras. Traza líneas suaves para que sea más sencillo borrar y corregir. Mide y verifica las posiciones y proporciones comparando distancias relativas en el rostro. Por ejemplo, puedes notar que el espacio entre el extremo superior de los ojos y la línea del cabello es casi igual a 1,5 veces la altura de las orejas; reproduce estas relaciones en tu dibujo. Continúa cuando sientas que has dominado las posiciones básicas. Dibuja formas grandes antes de incluir detalles. Practica el sombreado en el primer borrador para comenzar a experimentar con ese arte. Comienza con algunas de las áreas más oscuras del sombreado. Estas varían de una fotografía a otra, pero en general, se encontrarán alrededor de los ojos, en las partes más hundidas de las mejillas y alrededor del extremo inferior de la nariz y la boca. Haz un segundo bosquejo que se base principalmente en el sombreado. Separa las formas de las diferentes áreas del sombreado y trata de reproducirlas como si fueran formas abstractas en lugar de partes de un rostro. Si necesitas ayuda con esto, coloca las imágenes al revés mientras trabajas o míralas a través de un espejo. Haz más bosquejos, cada vez buscando lograr un nivel mayor de fotorealismo, tanto en las posiciones como en el sombreado. Dibuja un bosquejo realista en base a una fotografía a color. Si este paso te resulta complicado, crea una versión de la fotografía en escala de grises con un programa de edición de imágenes o una fotocopiadora y mírala en ocasiones para evaluar tu progreso. Haz un autorretrato (o varios retratos) realistas utilizando un espejo. Esto te permitirá comenzar a trabajar con un modelo vivo sin la distracción de estar perturbando los planes o la comodidad de otra persona. Una vez que te sientas cómodo dibujando tu propio rostro, dibuja retratos realistas de otros modelos.
Publicar un comentario

http://ssamdy.blogspot.com