B I E N V E N I D O S

Gifs Animados - Imagenes Animadas

Enrique León & Creative Commons License © This work is licensed under a Creative Commons Attribution - Non Commercial - No Derivs 3.0 Unported License.

Esta totalmente prohibida la reproducción de las obras en cualquier formato, medios electrónicos o impresos sin la autorización del autor.

Si cualquier obra es de su interés contacte con el autor en la siguiente dirección electrónica: enriqueleon61@gmail.com & art61@gmx.es

Seleccione su IDIOMA:

EnglishFrenchGermanSpainChinese SimplifiedItalianDutchRussianPortugueseJapaneseKoreanArabic


Translate

SEGUIDORES

domingo, 2 de noviembre de 2014

Cómo limpiar pinceles con TSP

Una de las tareas menos agradables cuando pintamos es la limpieza de los pinceles. Los pinceles quedan muy sucios, y a menudo, los productos de limpieza para remover la pintura son solventes que requieren un manejo especial. Pero vale la pena; un buen pincel es costoso y cuando se cuida bien puede durar mucho tiempo. Uno de los productos que puedes utilizar para mantener tu pincel en buen estado es el TSP Necesitarás Jabón y agua Guantes de goma Una almohadilla verde para fregar Solvente Instrucciones Lava el pincel usando jabón y agua. Es mejor usar un balde en lugar del fregadero. Los jabones al petróleo son más efectivos en la mayoría de las pinturas al agua. Usa guantes de goma. Resfriega el mango y el metal del pincel usando un cepillo verde para fregar. Masajea las cerdas con tus dedos para esparcirlas y separarlas, y presiona el jabón entre ellas. Trabaja desde el mango hacia la punta del pincel. Limpia la pintura al solvente remojando el pincel en el tipo de solvente recomendado por el fabricante de la pintura que utilizaste. Normalmente, puede ser uno al alcohol para laca, un disolvente para laca, acetona, xileno u otros removedores de barnices y aceites. Usa guantes de goma. Refriega el mango y el metal del pincel usando un trapo. Masajea las cerdas con tus dedos para esparcirlas y separarlas, y presiona el solvente entre las cerdas. Trabaja desde el mango hacia la punta del pincel. Mezcla los gránulos de TSP (fosfato trisódico) en un recipiente pequeño desechable con agua. Esta mezcla es apta para limpiar pinturas al agua y al aceite, y se puede usar luego del primer paso de la limpieza, para completarla. El TSP está considerado el limpiador de pinceles por excelencia. Algunas marcas tambiém contienen amoníaco. Utiliza una alta proporción de TSP si tu pincel está particularmente sucio, o si tiene pintura vieja y difícil de remover en las cerdas. Las diferentes proporciones están indicadas en la parte trasera del producto. Remoja el pincel durante el tiempo recomendado en el envase. Presiona un tenedor viejo en las cerdas cerca del metal y arrástralo hacia los extremos de las mismas. Esto ayudará a que las cerdas se abran así el TSP puede penetrar más profundo en ellas. El tenedor también arrastrará la pintura vieja. Trabaja a través del pincel en ambos lados hasta que la mayor parte de la pintura vieja se haya removido. Seca el pincel con un trapo limpio y cuélgalo. Coloca estopa sobre una lata de pintura vacia. Vierte el solvente usado en el paso 2 a través de la tela. Esta removerá muchos de los contaminantes. Deja sin tapar la lata que ahora sólo tiene un remanente del limpiador. Coloca la tapa y una etiqueta al solvente usado para reutilizarlo más tarde. Elimina la primera lata como lo recomienda el departamento sanitario local. Consejos y advertencias El TSP funciona mejor en combinación con los métodos de limpieza tradicionales, particularmente cuando el pincel es utilizado por muchos días seguidos. Pregunta en la compañía de eliminación local cómo eliminar las soluciones de limpieza al agua en tu área. Las que son al solvente no deberían ser vertidas en el drenaje. Siempre elimina estos productos y los trapos remojados en los mismos como lo recomienda la compañía de eliminación y desperdicios local.
Publicar un comentario

http://ssamdy.blogspot.com